Saltar al contenido
Portada » Blog » ▷ Ayuda para Madre Cabeza de Hogar

▷ Ayuda para Madre Cabeza de Hogar


La Ayuda para Madre Cabeza de Hogar es un apoyo para todas las mujeres que sostienen a su familia con esfuerzo, y que el Gobierno colombiano desea brindarles para que estas puedan tener calidad de vida. De esta manera, una de las piezas más importantes para sentir paz y calma en un hogar de madre cabeza de familia, es el tener una vivienda propia. Por tal motivo, el Gobierno junto a Prosperidad Social Madres Solteras, desea apoyar a las madres del país con esta ayuda repleta de múltiples beneficios de hogar, sociales, de salud y muchos más.

Objetivos de las Ayudas a Madres Cabeza de Hogar

Toda madre desea que sus hijos tengan un techo donde vivir, es por eso que el objetivo principal de la Ayuda para Madre Cabeza de Hogar es apoyar a las madres a obtener una vivienda digna. El beneficio, es un aporte que va de la mano del Gobierno conjuntamente con el Departamento de Prosperidad Social (DPS), el cual es un organismo del Gobierno Nacional para establecer diferentes políticas para lograr una ejecución óptima de ayuda social.


Estas ayudas constan de ser: económicas, de inclusión, atención a personas vulnerables y víctimas de violencia, (solo por nombrar algunos ejemplos). El organismo está ubicado en todo el territorio nacional, y cada Programa social está funcionando en varios departamentos.

¿Cómo comunicarme con Prosperidad Social Madres Solteras?

Es importante que se mantenga comunicación con el organismo de Prosperidad Social (DPS) para estar enterado de todo lo referente a beneficios sociales, y los empleos disponibles para las madres colombianas cabezas de hogar. Algunas formas por las que se puede obtener más información, son mediante la página web oficial del Departamento de Prosperidad Social. Así como la línea gratuita nacional: 01-8000-95-1100 y el número telefónico en Bogotá: 595-4410 de la Ayuda para Madre Cabeza de Hogar. También los mensajes de texto gratuitos: 85594.

Beneficios para la Ayuda para Madre Cabeza de Hogar

El Gobierno colombiano está comprometido a ayudar a las familias, especialmente a las madres vulnerables o en estado de pobreza extrema. Es por ello que por medio de las ayudas a Madres Cabeza de Hogar les da un lugar prioritario. Este apoyo brindado por el Departamento de Prosperidad Social (DPS) y el Gobierno, es un beneficio muy completo para la ciudadanía que lo necesite, pero además las madres responsables de familia podrán disfrutar de todas las ayudas sociales que el Estado brinda.

Los beneficios y ayudas del Gobierno están pensados para una mujer que trabaja, tiene hijos pequeños, lleva alimento a su mesa, y es la responsable de todo lo que ocurre dentro y fuera de su hogar. Entre los beneficios que ofrece la Ayuda para Madre Cabeza de Hogar, están los siguientes:

  • Capacitar a las madres para que realicen emprendimientos y proyectos productivos en beneficios a ella y sus seres queridos.
    Oportunidades para que los hijos estudien en colegios públicos. Para este beneficio, el alumno debe cumplir con determinadas exigencias.
  • Gozar del derecho a la salud. No importa si la madre está cotizando laboralmente o no.
  • Facilidad para adquirir una vivienda digna por medio de Programas especiales que ofrece el Ejecutivo nacional.
  • Dinero mensual para cubrir las necesidades del hogar. Este beneficio está vinculado a Familias en Acción.
  • Ayudas para encontrar empleo estable y poder cubrir las necesidades más inmediatas de forma digna.

Requisitos para optar al beneficio de las Ayudas a Madres Cabeza de Hogar

  • Legalmente hay ciertos tipos de elementos que certifican que una mujer es madre y cabeza de hogar. Si se cumple con todos los requerimientos, se puede ser una aspirante para optar a la ayuda social planteada a personas de escasos recursos. Las mujeres deben cumplir con los siguientes requisitos para que tengan prioridad en el Programa de Prosperidad Social Madres Solteras:
  • Tener responsabilidad única de niños menores de edad.
  • Tener a su cargo a un hijo, hija o familiar con algún tipo de discapacidad, que le impida trabajar con normalidad.
  • No tener ayuda de ningún miembro de la familia. Es decir, quien le facilite dinero o algún tipo de ayuda para sostenerse.
  • Fallecimiento de su pareja: esposo, conyugue, concubino.
  • Abandono de pareja, o estar ausente por determinado motivo.